fbpx
 

IndustriaWMSCuándo implementar un WMS: factores a considerar

14 de junio de 2021Por NUO0

Factores que caracterizan el momento adecuado para adoptar un sistema de gestión de almacenes 

Las crecientes demandas del mercado y la disponibilidad de nuevas tecnologías están impulsando cambios rápidos en todas las industrias. La idea de que un sistema empresarial se entregue como un servicio en la nube todavía les parece nueva a algunos propietarios de empresas y puede resultar algo abrumadora. Las soluciones de software WMS basadas en la nube no son una excepción, pero no debe esperar hasta que su almacén se vuelva ineficiente y deje de ser competitivo para determinar si necesita un excelente sistema WMS. 

 

Lo recomendable es mantenerse al día con las tecnologías emergentes que permiten adaptarse a los desafíos y realidad de la industria, como la caída de los márgenes, el aumento de la presión competitiva o el aumento de las expectativas de los clientes. La introducción de tecnología avanzada de gestión de automatización de almacenes es un paso esencial hacia una mayor competitividad en un mercado desafiante. 

 

La eficiencia del almacén es un factor crítico para lograr el máximo rendimiento y una gestión eficaz de la cadena de suministro. Al instalar el sistema de gestión de almacén adecuado y realinear la forma en que el almacén interactúa con sus clientes, empleados y proveedores, puede optimizar sus operaciones y lograr un alto retorno de la inversión. 

 

El aumento de productividad que brindan estos sistemas es un factor que ha aumentado su adopción. Según un reporte de Grand View Research (https://www.grandviewresearch.com/industry-analysis/warehouse-management-system-wms-market), el tamaño del mercado mundial de soluciones WMS se estimó en USD 2,64 mil millones en 2020 y se espera que alcance los USD 3,01 mil millones en 2021. 

 

Cuándo implementar un WMS: factores a considerar 

El tamaño del almacén puede influir en la necesidad de un WMS; es más probable que las operaciones más grandes saquen mayor provecho de una solución de estas características. Sin embargo, la complejidad del almacén, que generalmente resulta por los tipos de unidades manejadas y la cantidad de procesos, impulsa con mayor frecuencia la decisión. 

 

El proceso conocido como ‘picking eaches’, típico de las ventas de comercio electrónico, tiende a ser más complejo que las operaciones de pallets. De manera similar, varios tipos de productos, por ejemplo, una combinación de los que requieren refrigeración o congelación, también aumentan la complejidad de la administración de un almacén. 

 

Si la única forma de cumplir con los requisitos de servicio consistentemente es sumando más colaboradores para el almacén, también es hora de considerar la implementación de un WMS. 

 

Cuando los productos son críticos para el siguiente eslabón de la cadena de suministro, como los componentes necesarios para mantener en funcionamiento una planta de fabricación, es posible que se necesite un WMS para impulsar la precisión y el cumplimiento oportuno. Lo mismo ocurre con los productos esenciales, como muchos dispositivos médicos. 

 

Si bien las especificaciones y características son particulares de cada mercado, un WMS aplica a todos las verticales de negocio, desde manufactura, transporte y distribución, logística, comercio minorista, farmacéutica y en general en todos los sectores que tengan un centro de acopio o bodegas con productos. 

 

 

Como respuesta ante modelos de negocio y la demanda del consumidor 

La aceleración y expansión que se vio durante la pandemia en modelos de negocio ligados al comercio electrónico también determinó la necesidad de realizar envíos y completar órdenes cada vez más rápido, con empaques más sofisticados en cuanto a formatos y cajas.

 

El usuario es exigente y la oferta de proveedores es amplia, por lo que empresas de diferentes sectores no pueden permitirse ineficiencia en los procesos logísticos y devoluciones costosas. A medida que se achican los márgenes resulta crítico para las empresas identificar oportunidades de mejora, conocer mejor los procesos y encontrar la plataforma correcta para el crecimiento.  

 

En definitiva, el e-commerce es un modelo que llegó para quedarse e impone la necesidad en las compañías de contar con visibilidad y control de su stock en tiempo real, precisión en el almacenamiento, picking, despacho y todos los procesos internos de un centro de distribución. 

Para administrar estos cambios efectivamente resulta necesario contar con un sistema WMS. De hecho, estas soluciones son un estándar en las compañías líderes mundiales, que reconocen estos desafíos como oportunidades para fortalecer sus operaciones y aumentar su rentabilidad.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Escribir ahora
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola, ¿en qué te podemos ayudar?