fbpx
 

IndustriaWMSQué es un WMS y cómo agiliza la cadena de suministro

14 de junio de 2021Por NUO0

 

Los almacenes son los puntos centrales de la cadena de suministro, donde se gestiona el acopio y distribución de los productos, siendo vitales para la eficiencia logística de las empresas. Contienen todo el material utilizado o producido en esos procesos, desde las materias primas hasta los productos terminados. 

 

Un sistema de gestión de almacenes (WMS) es una solución de software para controlar y administrar las operaciones en centros de distribución y bodegas de cualquier tamaño. El sistema permite a las compañías gestionar y conocer el estado de sus productos desde el momento en que las mercancías o materiales ingresan a un almacén hasta que son despachadas. 

 

¿Qué hace un WMS? 

Esta solución tecnológica permite dar seguimiento del nivel de inventarios y existencias, coordinar y controlar los niveles actuales y reales de stock en tiempo real, planificar recursos (humano y técnico), emitir reportes confiables de la operación, entre otras funciones.  

 

El propósito de un WMS es brindar soporte a las operaciones diarias de un almacén, aumentando la visibilidad en todos los niveles de tu inventario y optimizando tiempo y costos a través de indicadores claves de gestión (KPI) de tu operación logística. De esta manera, garantiza que los bienes y materiales se muevan a través de los almacenes de la manera más eficiente y rentable, brindando trazabilidad de todos los procesos.  

 

Un WMS maneja muchas funciones que permiten estos movimientos, incluido el seguimiento de ingresos, inventarios, despachos, transferencias internas, generación de tareas, gestión de órdenes y pedidos, y en general cualquier proceso de almacenamiento. 

 

De esta forma, un sistema de gestión de almacenes brinda un mayor conocimiento de las operaciones y los procesos de las industrias, respondiendo preguntas como: 

  • ¿Qué tengo?  
  • ¿Quién y dónde lo guardó?  
  • ¿Cuándo vence?  
  • ¿Cuándo ingresó? 
  • ¿Cuándo se despachó? 

 

Cómo agiliza los procesos logísticos de la cadena de suministro 

La rapidez, precisión y eficiencia de la cadena de suministro dependen directamente de los procesos de almacenamiento. Un WMS juega un papel vital en la gestión de la cadena de suministro al garantizar la trazabilidad durante el ciclo de vida de los insumos, gestionando los procesos de cumplimiento de pedidos, desde la recepción de materias primas hasta el envío de productos terminados. 

 

De esta forma, si las materias primas no se reciben correctamente o las piezas se pierden en una bodega, la cadena de suministro puede ralentizarse o interrumpirse, con lo cual aumentan los costos y tiempos logísticos. Un sistema WMS es fundamental para garantizar que estos procesos funcionen sin problemas al rastrear el inventario y asegurarse de que los productos se almacenen y clasifiquen correctamente, así como se envíen y rastreen con precisión. 

 

Integración con otras soluciones tecnológicas 

Un WMS se utiliza a menudo junto con otros sistemas relacionados o se integra con ellos, incluidos los sistemas de administración de recursos empresariales (ERP), sistemas de gestión de patios de maniobra (YMS), sistemas de gestión de transporte empresarial (TMS) y sistemas de producción (MMS). Con esto, se logra una integración de datos, movimientos y transacciones de la cadena de suministro que permiten mayor productividad de las industrias. 

Para un proceso óptimo, la integración de estos sistemas con un WMS se realiza mediante una interfaz de programación de aplicaciones (API). 

 

La función del WMS en el inventario es rastrear los datos que provienen de dispositivos móviles con lectores de códigos de barras y etiquetas, utilizando tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID). Esto permite actualizar el módulo de administración de inventario en el sistema ERP o en el WMS directamente para asegurarse de que tenga la información más reciente.  

 

WMS en modalidad SaaS 

Si bien los sistemas WMS, al igual que otros softwares empresariales como los ERP, en un principio requerían la instalación en servidores propios de las organizaciones (modelo On Premise), el avance tecnológico y la popularización de soluciones Cloud Computing han permitido el desarrollo de WMS basados en la nube.  

 

La computación en la nube posibilita soluciones WMS en modalidad SaaS (software como un servicio), con lo cual las compañías obtienen características de acuerdo a las necesidades de su organización, realizando un pago por consumo, con flexibilidad y escalabilidad acorde al crecimiento de su compañía. Esto posiciona a los sistemas de gestión de almacenes como una solución que se puede adoptar en empresas de diferentes tamaños a costos relativamente bajos, con tiempos de implementación cortos.  

 

La característica principal de un WMS basado en la nube frente al sistema local tradicional es que el software está alojado y administrado por el proveedor de WMS. Esto elimina la carga de instalar, administrar y actualizar el sistema del departamento de TI de la organización. 

Debido a que son más fáciles de instalar y menos costosos de administrar, los sistemas de gestión de almacenes basados en la nube tienden a ser los preferidos por las Pymes. De esta forma, el WMS permite al cliente consultar el estado de sus materiales de manera remota y segura las 24 horas del día, desde cualquier dispositivo móvil con conexión a internet.  

 

Qué beneficios tiene implementar un WMS 

  • Diseño de almacén: permite a las organizaciones personalizar el flujo de trabajo y la lógica de selección para asegurarse de que el centro de distribución esté diseñado para una asignación de inventario optimizada.   
  • Disposición de ubicaciones configurables de acuerdo a cada bodega.  
  • Gestión laboral: ayuda a los gerentes Logísticos, de Operaciones o Supply Chain a monitorear el desempeño de los trabajadores a través de indicadores clave de desempeño (KPI).  
  • Asignación de tareas a operadores, considerando la carga, personal y la evaluación de su rendimiento.  
  • Maximiza el espacio de almacenamiento y tienen en cuenta las variaciones en el inventario estacional.  
  • Picking y embalaje de mercancías, incluido picking por zonas, picking por oleadas y picking por lotes.  
  • El proceso de picking también considera la mejor ruta dentro de las instalaciones para optimizar recursos y equipo de trabajo.   
  • Informes y analítica de gestión, que ayuda a los gerentes a analizar el desempeño de las operaciones del almacén y encontrar áreas para mejorar.  
  • Aprendizaje de mejores prácticas en las operaciones mediante motor de inteligencia artificial (IA). 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Escribir ahora
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola, ¿en qué te podemos ayudar?